Entrada destacada

Guía turística en Kenia

Viajar por Kenia requiere de todas las cosas que uno normalmente lleva cuando parte de viaje . Sin embargo, hay consejos que siempre vien...

miércoles, 25 de marzo de 2015

Descenso a los infiernos de las minas del Cerro Rico


 #Bolivia #CerroRico #Potosí #turismoBolivia #turismoSudamérica

Bolivia. Tras el impresionante paisaje del suroeste de Bolivia, entrar en un universo de polvo, temperaturas extremas y la falta de seguridad. ¡Tiembla con atroces condiciones de trabajo. Y me emociono con la dignidad de aquellos hombres rudos y pobres. Bienvenido al infierno de las minas del Cerro Rico de Potosí.

Además de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, más allá de la curiosidad de ser la ciudad más alta del mundo, sólo hay una razón por la cual los extranjeros para visitar Potosí: las minas de Cerro Rico. ¿Era consciente de las condiciones inhumanas de trabajo en estas minas de plata, que alguna vez fueron los más importantes en América Latina. La esperanza de vida ridículamente bajo de que pasa sus días respirando las galerías no respirables de aire. El beneficio insignificante que la mayoría de los mineros suprimir este oficio duro y musculoso, todos los días, con la esperanza de que un día el bafeje suerte y encontrar una vena grande. Sin embargo, estaba lejos de ser preparado para lo que iba a encontrar debajo de la tierra. Una experiencia brutal e impactante.

Pintura en la pared de una casa en Potosí

Acompañado de un grupo de turistas y dirigido por Efraín, un ex minero que durante cuatro años trabajó como guía turístico, fui a Cerro Rico. Desde la llegada de los españoles hasta nuestros días, una cifra impresionante de ocho millones de personas han perdido la vida en esas minas. En Cerro Rico, que trabaja en el sótano sabe que lo más probable morir en las minas o por causa de ellos.

Entramos. Una cantidad siniestro de circulante en polvo dentro de las galerías, lo que hace irrespirable el aire prácticamente. Estaba caliente, muy caliente. "Las temperaturas pueden llegar a los cuarenta grados centígrados", dijo el guía. Un alboroto de hombres arrastrándose, corriendo, empujando, izada, martillado. A vagones empujando contienen dos toneladas de rocas y minerales - plata, zinc y estaño - a través de los carriles, un esfuerzo notorio diabólica. Otros extraído de las profundidades de las galerías a la superficie, las cestas que contienen cien kilos de rocas. Y otros pasaron la paleta días en la mano que acredite dichas cestas sin interrupciones. Otros tiran de gruesos troncos de pino que sirven como pilares de las galerías, se arrastra con los bloques a través de los estrechos pasajes de los túneles. Y hubo quienes, martillo y cincel en mano, cavaron hoyos de un pie sobre la roca no poner cartuchos de dinamita - la forma de galerías go avanzar mucho en el interior. "¿Cómo demorarás tiempo para terminar el hoyo?", Dijo Efraín a uno de ellos. "Sólo cuatro horas debido a que la roca aquí no es muy difícil", dijo el hombre, satisfecho. "A veces me toma un día entero", dijo.

Un comerciante vende la hoja de coca en el mercado de los mineros, Potosí

A pesar de las diferentes tareas, el trabajo de todos tenían algo en común. Era exclusivamente manual, agotador, casi inhumano. Había todo tipo de maquinaria. No había ningún tipo de seguridad, así como cascos. No había ningún tipo de oxígeno artificial, máscaras protectoras, nada para facilitar la respiración. Éramos miles de metros sobre el nivel del mar y el simple acto de caminar era doloroso. El aire estaba enrarecido, respiración era naturalmente difícil, y había aquellos hombres para participar tareas físicamente devastadores. Para los ojos occidentales, las condiciones de trabajo eran demasiado duras, atroz e inaceptable. Pero tenían un aire noble, esos hombres. No inspirar lástima, pero respeto. Los ojos empezaron a nublarse.

Proceda. Efraín, extracción de edad, habló ingresos. "No hay sueldos fijos en Cerro Rico; El ingreso depende sólo de la cantidad y calidad de la producción de cada día ". Y dado que sólo una minoría de afortunados enriquecido en las últimas décadas. "Búscate una buena veta de plata diez, quince años", concluyó. El éxito en el Cerro Rico, es una lotería. Literalmente. Con tantas adversidades, sólo podía haber una razón para que los hombres se someten a la vida en las minas. De acuerdo con una patente estadística un pequeño museo dentro de la mina, el 89% de los mineros que fueron admitidos sólo porque "no hay alternativa" en Potosí. Perspicaz.

Estábamos en una estrecha galería donde la actividad de la minería cesó de repente. Era la hora del almuerzo. Durante una jornada de trabajo - que puede ser sólo seis horas, pero también diez o doce - no ingerir alimentos. Mastique sólo hojas de coca. "El almuerzo" significaba, por lo tanto, cambiar la coca con lo que en la boca por las hojas nuevas. Y descansar media hora. Nada más.

Cerro Rico, alrededor de Potosí, Bolivia

La visita estaba llegando a su fin. Crawl. Ir a través de muchos túneles en cuatro niveles diferentes de la mina. Subimos las escaleras en los agujeros de más de cincuenta metros sin guardias ni ningún tipo de seguridad. Yo estaba completamente agotado cuando volví a ver la luz del día.

Una vez fuera, quedei me mudo, como si anestesiados con estanques para turvarem me miro. No por cansancio físico - era enorme. No por que el polvo se seca la nariz y la boca. No para cualquier efecto de las hojas de coca que también mordió el interior. Pero él se quedó en silencio, como si anestesiado. De la ira. Porque todo en Cerro Rico, era demasiado violento. Y porque esos hombres varoniles, grosero y pobres, tuvo la dignidad de los grandes hombres. Se lo merecían mejor suerte. Mientras tanto, los turistas restantes estaban divirtiendo voladura de un cartucho de dinamita.

jueves, 19 de marzo de 2015

Hacia una Bolivia con fuego y espada


 #Bolivia #turismoAmérica #turismoSudamérica #montañas #climaextremo

Sin la certeza de poder continuar su viaje después de Uyuni - a causa de las manifestaciones y bloqueos de carreteras - cruzar la frontera de Chile y Bolivia. Paso a increíblemente hermosos lagos y el planeta más grande de la meseta de sal, antes de pasar la noche en un hotel construido exclusivamente con sal. A su llegada a Uyuni, ante mis ojos, la línea de ferrocarril, el hierro se dinamitó y las dudas sobre si sería conveniente seguir más densa hacia arriba.

Flamencos en Laguna Hedionda, Bolivia

También en Chile, la Internet fue el medio preferido para seguir de cerca la tensa situación en Bolivia. La Razón revista tituló: "La Paz es sin agua, combustible y hay escasez de alimentos." "Los manifestantes aseguran que los cortes de ruta son para continuar." "Camionero murió en Sucre - la primera víctima del conflicto." Los operadores turísticos confirmaron la situación. Algunas embajadas extranjeras aconsejaron a sus ciudadanos a abandonar el país. No se sabe muy bien qué hacer. Bolivia era un destino en la lista de prioridades de esta comencé este viaje. Traté de convencerme. El suroeste del país es demasiado remoto para tener caminos reales - por lo que no podría ser sin cerraduras - pensé. Lo peor que le puede pasar no era posible continuar el viaje, después de Uyuni, y tener que volver a Chile. Decidí riesgo.

En la frontera, el ingreso de Bolivia, una pareja americana que salieron del país confirmó los peores temores. "No es peligroso, pero los caminos están todos bloqueados y hay viajeros varados en varias ciudades," rescatados, y luego concluir: "De Uyuni hacia adelante no puede seguir así, pero tal vez usted puede pegar las cerraduras, de pasar dos o tres cientos de dólares" . Cuando se sumerge en el fabuloso paisaje de las tierras altas de Bolivia, ya estaba resignado. El resto de Bolivia tendría que esperar. Ojalá sólo hasta Uyuni.

Entré en un jeep con otros cinco viajeros. Seguimos dirección sur-norte, siempre cerca de la línea divisoria con Chile, y las paradas eran frecuentes para permitir el funcionamiento de algunos de los lugares más emblemáticos de la región. La Laguna Blanca, inmediatamente después de cruzar la frontera. La Laguna Verde. La laguna de color, que tenía una paleta multicolor con tonos rojizos predominio, el resultado de la existencia de algas microscópicas que sirve comida a un grupo de flamencos. Además, un batallón de estas graciosas criaturas y carne rosada fue nombrado en Laguna Hedionda. Se quedó casi frío, pero fue uno de los lagos más hermosos que había visto, a pesar del nombre desalentador.

Habitante de la Isla Incahuasi, Salar de Uyuni

Entramos en el territorio boliviano en el camino a la superficie de sal más grande del planeta. De hecho, el Salar de Uyuni es la razón principal que trae tantos viajeros a estas partes y entendemos las razones. Un increíblemente plana y blanca, fuera de la vista, con algunas elevaciones montañosas alrededor, proporciona una imagen única y espectacular. Todo era blanco impecable. Por delante, la Isla Incahuasi, rodeado de sal y poblado por enormes cactus, ofreció un cambio visual interesante. Por otra parte, un trabajador con una sal pala amontonaba en elevaciones piramidales, secado y posterior purificación. "En Bolivia, no hay dinero para las máquinas", aseguró el guía, debido a la evidente falta de maquinaria pesada cerca.

Navegar jeep de los doce mil kilómetros cuadrados de este monstruo salada asombró a todos los que comparten el coche, pero por la noche, nueva sorpresa. Por más que se sabe acerca de un hotel construido exclusivamente con bloques de sal, nada como la experiencia a la experiencia. En el segundo día, pasamos la noche en una de esas excentricidades de Bolivia: Hotel Marith, situado en el pueblo de Atulcha.

En el camino, vimos un volcán activo, su nombre Olhague; nos detuvimos brevemente en el pueblo de San Juan del Rosario, donde una anciana separó quinua - el cereal más utilizado habitualmente en la cocina las tierras altas; y fue testigo de la furia explosiva de los Géiseres Sol de la Mañana, a 5.000 metros sobre el nivel del mar, donde un olor a azufre pesados, lodo burbujeante y un ruido aterrador imponen respeto.

La cabeza de una manifestación de los mineros, de la ciudad de Uyuni, el sur de Bolivia

A su llegada a Uyuni, después de tres días sin acceso a la información de noticias, le pregunté acerca de la situación de los bloqueos en las carreteras bolivianas. "El Congreso se reunió ayer en Sucre y los manifestantes decidieron dar una tregua tres semanas el nuevo presidente", dijo el manager de un albergue. Regocijado. Se pudo continuar en el país. La estación de tren de ida estaba al otro lado de la calle. Salí de la posada con una reserva durante la noche y la decisión de ir a Potosí el día siguiente.

En la calle, la gente corría librea frenética y verde de los hombres ordenados a los transeúntes a salir de allí. Agitó sus brazos se volvieron hacia mí y otros viajeros, exaltados, así que corrieron en una dirección específica. Segundos después, un choque brutal. Así comenzó una manifestación. Los mineros eran verdes y acababan de volar la línea de ferrocarril, de hierro. Después de todo, no se habían completado los problemas.

viernes, 13 de marzo de 2015

La sal blanca marrón del desierto


 #desiertos #desiertodeAtacama #turismoenChile #bancosdesal

Tengo los paisajes tristes del desierto de Atacama en el norte de Chile, donde todo está seco y marrón. Visita lagunas impresionantes en el altiplano andino, me paseo de las arenas del desierto, ¿puedo calentarme en campos geotérmicos y maravillarse con los flamencos agraciados de vuelo. Hasta el paisaje blanco tiene en cuenta, un presagio de lo que se reúnen en los salares bolivianos.

Iglesia en la plaza central de San Pedro de Atacama, norte de Chile

Desierto. Para un diccionario de la lengua portuguesa es una "región extremadamente seca, con vegetación xerófila, rudimentaria y reducido." Para mí, viniendo del centro de Chile, Atacama es mucho más que eso. Es un extraordinario cambio de escenario, un nuevo sentimiento, un soplo de aire frío. Sólo tienes que introducir una de las piezas más secas del planeta que llaman desierto y asombro no podía ser mayor.

Desde el autobús me lleva a la ventana norte, los paisajes se avistaron una belleza desolada. Todo era de color marrón, casi sin cambios, triste, pero en movimiento, lo que sugiere la superficie lunar no lo sé. La tierra estaba totalmente roto en pedazos debido a la escasez de agua de lluvia. Dicen, además, que nunca llueve en el desierto de Atacama. No es difícil de creer. Una de las excepciones, San Pedro de Atacama es un pequeño pueblo que sirve como puerta de entrada a los atractivos naturales de la región. Un oasis en medio de la desolación. Literalmente.

San Pedro se encuentra en una zona verde moteado, rodeada por un marrón todos lados tales. Las casas son de adobe, lo que le da un encanto especial a las calles del pueblo. El ritmo de vida es lento, perezoso, ideal para una escapada de unos días en el tramo sudamericano de viajeros de todo el mundo. Es un poco de esos lugares donde, a pesar de sus diferencias, un viajero se sienta cómodo, como si de vacaciones durante el viaje en sí. Hay algunos lugares de todo el mundo también. Yangshuo, en la provincia china de Guangxi, y Padre, en el norte de Tailandia, son ejemplos similares en los que tengo hace meses.

Flamencos en vuelo en la Reserva Nacional Los Flamencos, Chile

A pesar de la tranquilidad, hay una paradoja extraordinaria en San Pedro de Atacama. Por un lado, mantener la ciudad proviene principalmente del turismo. Pensiones, restaurantes, lugares de acceso a Internet y agencias de viajes pululan en sus calles, tocando la atención de los viajeros. Por otro lado, me dicen que atacameños - la región natural - orgullosos de su origen, no coexisten armoniosamente con los de afuera que no es el cambio. "Vivo aquí desde hace siete años y todavía soy visto como un extraño; en algunas tiendas, todavía mirando a un lado para gente como yo ", dijo a una trabajadora chilena en el Hostal La Ruca. Xavier, conductor y guía turístico, confirmó la discriminación. "Yo soy un ingeniero, Santiago, y cuando me quedé sin trabajo que vine aquí. Soy un extraño en Atacama ", ha asegurado.

Es probable que esta contradicción tiene orígenes históricos. En una conferencia durante una visita a la región, Xavier explicó: "Los atacameños trataron de resistir el avance de los Incas cuando, en su proceso de expansión territorial, alcanzado Atacama colaboraron incluyendo el español, por considerar que es la segunda más propicio para la preservación del atacante. su cultura. "Habiendo se engañó acerca de las intenciones españolas." Las marcas del proceso de aculturación que fueron blanco causas indígenas, hoy, muestran una fuerte resistencia contra los extranjeros ", concluyó. Algo que no sea manifiesta Sin embargo, la relación cordial que tienen con los turistas.

Durante un par de días, seguí a visitar las regiones circundantes. Lo que se le dio a observar era increíble. Días inmersos en los caprichos de la naturaleza tostado Atacama. El Géiseres de Taito, por ejemplo, campo geotérmico ubicado a 4.200 metros sobre el nivel del mar, impresionados por el exotismo visual. Fumarolas lucharon para calentar el aire gélido y enrarecido de la madrugada del alta. Al atardecer, el cielo se iluminó los contornos de las montañas con un color blanco fluorescente que no he visto en ningún otro lugar.

Estanque Miñiques, altiplano andino


Un viaje a través de los paisajes del desierto resultó ser una excelente manera para mí absorto en la desolación marrón desierto. Un viaje a las Miñiques y lagunas Miscanti, ubicadas en el altiplano andino, eran una delicia para los sentidos, a pesar de las dificultades respiratorias que causaron la altitud. En otro lago, situado en el conocido como la Reserva Nacional Los Flamencos, pude disfrutar del vuelo sincronizado elegancia de estas criaturas rosadas. Y la iglesia de adobe de la pequeña aldea de Machuca, blanco, simple, hermoso, al pie de una colina, fue una magnífica vista. La Quebrada de Jerez, a su vez, un cambio radical en el paisaje, donde las pendientes rocosas escondieron una depresión fértil, con agua corriente con una corriente de abundancia relativa mediana. Por último, una incursión al Salar de Atacama - el planeta tercero más grande de la superficie de la sal - reveló fascinante nuevo monocromo. Dejé el desierto marrón triste para penetrar en el blanco brillante de la sal. Lo mismo blanco que me espera en el suroeste de Bolivia.

lunes, 9 de marzo de 2015

En la literatura Nobel, ruta chilena


 #Chile #SantiagodeChile #Literatura #premioNobel #PabloNeruda #viajesSudamérica

Llego a Santiago de Chile en el Día del Patrimonio Nacional, donde me Delicio con las obras del escultor Auguste Rodin. Y después de visitar la casa de La Chascona, donde Pablo Neruda vivió gran parte de su vida antes de trasladarse a la reunión de la ciudad que idolatra a Gabriela Mistral, una ruta para la vida y obra del chileno Premios Nobel de Literatura.

Oficialmente, había pasado tres horas desde que me subí a un avión con destino a Chile. Un hecho que no encajaba con el cansancio que el cuerpo tuvo que aterrizar. Crucé la línea de tiempo universal Retrocedí doce horas cápsula volar, viví dos veces este medio día. Primero sin emociones a bordo de la aeronave, después de una ciudad que resultaría ser una excelente sorpresa: Santiago.

Fachada del Museo de Bellas Artes, Santiago, Chile

Era el Día del Patrimonio Nacional. El museo abrió sus puertas a los habitantes de la ciudad, de forma gratuita. Muchos edificios públicos normalmente cerrados a la curiosidad de los visitantes permitieron a la gente, por un día, admiraban sus interiores. Y entonces fue a ver a miles de chilenos, jóvenes y viejos, varias generaciones de la misma familia juntos por el bien de la cultura, en interminables colas que Índico fluía en la puerta de uno de estos edificios. El Palacio de la Moneda, el palacio presidencial, donde Salvador Allende capituló, fue el más activo. Demasiado ocupado para un viajero en tránsito permanente. Elegí seguir el Museo de Bellas Artes majestuosa, donde expuso una retrospectiva del escultor francés Auguste Rodin. Las esculturas estaban allí, un pie de distancia. Sólo un "por favor no toque" separados visitantes del amor de "El beso", la inquietud de "El Pensador", muchas otras obras extraordinarias de la artista.

En Chile, se habla de arte y un nombre de inmediato pasa a primer plano: Neftalí Ricardo Reyes Basoalto Por otra parte, Pablo Neruda. Pero, como en Portugal, algunos de los criadores más reputados través de las fronteras son amados por sus compatriotas. Me acordé de Oliveira, recordó Saramago, cuando Henrika, simpatiquíssima conductora chilena, rodado en una conversación de café: no me gusta Neruda. Era arrogante y excéntrico, uno de los ideales comunistas hombre que vivió faustosamente en La Chascona ".

Seguí allí. La Chascona fue el hogar del barco tipo donde Neruda vivió durante dieciocho años con el gran amor de su vida, Matilde. Hoy en día se transforma en la casa museo y los visitantes pueden probar el grado de obsesión del poeta con todas las cosas que tienen que ver con el mar. Toda La Chascona recordó a los océanos. En una habitación, el suelo de madera había sido construida guardabosques cómo la cubierta de un barco. Las ventanas de algunas divisiones eran redondas. Había escaleras de caracol, comprados en una subasta de artículos retirados de los buques obsoletos. Y muchos otros detalles, como que astrolabio al que Neruda se retiraron del globo y se sustituyen por un pez. Me alegra saber un poco más acerca de que el Premio Nobel - premiado en 1971 - por lo que era el momento de pasar a conocer la vida y obra de otro hito en la literatura chilena, Lucilia Goday Alcayaga incidentalmente Gabriela Mistral.

Mistral nació cerca de Vicuña, en Monte Grande, un pueblo situado en el corazón del Valle de Elqui, región famosa también por razones más prosaicas: el Pisco. Para llegar hasta el hermoso valle de Elqui tenía ganas de hacer como Neruda y pedir silencio. La mirada pudo ver los grandes picos nevados, laderas áridas salpicadas de cactus erecto y poco más, y allí, en el fondo, mucho depresiones excavadas, viñas. Los trabajadores temporales dedicadas a "rodar el pámpano" - para usar una expresión de un viejo mi nombre, Douro viticultor. Es allí, en las profundidades del Valle de Elqui, que se cultivan llamadas pisqueiras viñedos, tipo de uva moscatel, que conduce al vino fortificado Pisco.

La historia del Pisco es muy curioso y está repleto de características. Hace siglos, para ser enviado a Perú a través del clima extremo del desierto de Atacama, el vino adulterava arriba. Un monje peruano decidió experimentar con el delicioso poco de líquido, destilándolo. Vivía en una tierra llamada Pisco, agradeció el resultado de los experimentos, y así nació el dicho vino de licor. El Pisco fue creado en Perú - no en Chile - pero eran chilenos, astutos, que registró el nombre. Y para que quedaban dudas, cambió el nombre de la pequeña ciudad de La Unión a Pisco Elqui. Es la pared de final con la tierra donde vivió Gabriela Mistral, enseñó y ahora está enterrado. Volver a la literatura, me detuve en Monte Grande por un tiempo.

Encontré la pequeña escuela donde ella era una estudiante y más tarde enseñó un museo, con antiguos escritorios de madera, paredes decoradas con fotos de Mistral, el maestro habitación, los manuscritos de autor y un puñado de otras piezas para honrar a los ciudadanos que más estamos orgullosos del Monte Grande. No es de extrañar. Mistral también fue galardonado con el Premio Nobel, fue en 1945. El aula inspirado afecto, le preguntó sobre. ¡Silencio!

sábado, 7 de marzo de 2015

Resumen de la tercera parte del viaje


 #viajes #viajesTimorOriental #KingsCanyon #Australia #costadeBorneo #Malasia

Paso las antípodas de Portugal, dejando atrás las aguas infestadas de criaturas marinas de Borneo, la organización impecable de Singapur, el misticismo de la isla de Bali, la dulce sonrisa de los niños de Timor Oriental y, por último, la inmensidad del interior de Australia. Me dirijo ahora a América del Sur y, desde este momento, estoy cada vez más cerca y más cerca de casa.

En el camino a América del Sur, dejando tras de otra fase de esta vuelta al mundo. Las aguas transparentes de Sipadan a la calidez de Timor-Leste, la espiritualidad de la isla de Bali para el corazón semidesértico de Australia, el tiempo de un nuevo equilibrio, antes de dirigirse al último continente que calcorrearei este viaje.

Buceo en Sipadan aguas de la costa de Borneo, Malasia

Tuve la suerte de pasar por lugares verdaderamente extraordinarias. A partir de Sipadan. ¿Quién ha viajado conmigo en ese lado, usted sabe que tengo una pasión reciente: el buceo. Y Sipadan era el lugar perfecto para encender aún más feroz esto. Las tortugas, tiburones de arrecife, grandes barracudas y mantas gigantes volando en el azul del mar, fueron algunas de las criaturas de respetables dimensiones que observé de cerca. Incluso en Malasia, vivió con ascendencia portuguesa y descortinei la lengua de Camões camina - como se esperaba - morir por esas partes. Me Deliciei con diferentes Singapur las ideas preconcebidas de sólo ser un distrito de negocios rico, un paraíso para los compradores compulsivos. Vivido y sentido de la espiritualidad de Bali, participando en una intensa ceremonia de purificación del cuerpo y el alma y, una vez más inmerso en los mares que rodean a la isla. Y se deleitaba en la inmensidad del interior de Australia, donde los paisajes cambian lentamente, pero sin la mirada cansada. Antes de que aterrizó en Timor Oriental, en lo que fue uno de los momentos más anhelado desde embarque previsto en este viaje planetario.

Finalmente en Timor Oriental


Muy me emocionó con la lucha de Timor por la autodeterminación. Lloré de rabia ante la matanza de Santa Cruz, organizado seminarios de la Universidad de Minho para crear conciencia, apreté los dientes a escribir poemas sobre la causa de Timor y participé en vigilias y desfiles pacíficos, Oporto y Braga. Y yo no pude dormir durante días, el oído pegado a la TSF por la fantástica edición especial que los profesionales que la estación ofrece a los portugueses, en el momento del referéndum de 1999 De hecho, no hay nada racional que me llame a Timor Oriental, pero, por alguna razón desconocida, la causa siempre me conmovió profundamente. Por lo tanto, la tierra en Dili y ve parte de la más reciente y tal vez la nación más pobre en la tierra, ha sido uno de los momentos más intensos de todo este viaje.

Deteniéndose a pie de Kings Canyon, Australia


Espero que Timor-Leste será un país próspero. En el mediano plazo. El terreno en el que el cocodrilo volvió tiempo necesidades. Tiene un potencial enorme, tal vez les falta materia gris suficiente. Y hay algo mágico en el rostro joven. Los habitantes de Timor son un pueblo que sufre, pero sus hijos son los más alegre y amable que he vivido. Como escribí aquí, "la riqueza de un país es atravesado por el encanto de los más nuevos, Timor-Leste sería la nación más próspera en la tierra."

Algo más sucedió en Timor Oriental durante mi estancia. Por casualidad, he estado en algunos lugares a la vez que se producen menos o más graves problemas. A medida que el tsunami, por ejemplo. Esta vez, en Timor Oriental, la Iglesia Católica había organizado una manifestación de forma indefinida, exigiendo la renuncia del primer ministro Mario Alkatiri. El entorno en Dili caminó tensa. Una noche, un par de portugués fue golpeado y psicológicamente destrozado en una especie de tribunal popular al mejor estilo inquisitorial. Informé al diario Público éxito, intercambiamos impresiones, y así llegué más oportunidad de probar algo nuevo: escribir una historia (ver 01.Maio.05 Pública). Algo muy diferente de registro crónica que estoy acostumbrado.

jueves, 5 de marzo de 2015

Balmain, barrio residencial de Sydney


 #Balmain #barrioresidencialdeSydney #Sydney #barrioresidencial #Australia

Incluso en Australia, Tasmania vuelo a Sydney, en lo que es la última parada antes de dirigirse al continente americano. No llegaron, rendirse a los encantos de Balmain - uno de los barrios más elegantes de la ciudad - la arquitectura única de la Ópera de Sydney y un portugués típico plegada.

Vista de Sydney de Balmain


Viniendo de una breve visita a la isla de Tasmania, Sydney fue la última parada antes de dirigirse al continente americano. No llegaron, lo normal sería que haber buscado alojamiento en cualquier albergue en el centro de la ciudad, cerca de la principal entretenimiento Ciudad y la postal perfecta que es el edificio de la Ópera de Sydney. Pero esto no sucedió, afortunadamente. Un intercambio de mensajes electrónicos con una pareja australiana me llevó a fijar residencia temporal en Balmain, suburbio donde vivían María y Mike. Y así, casi por casualidad, conoció a un área diferente de Sydney tradicionalmente visitado. Balmain, una historia de peluche barrio, personalidad y belleza.

Balmain está a sólo diez minutos en autobús del ajetreo y el bullicio de la zona central de Sydney. O veinte ferry. Tan cerca y un mundo aparte. Actualmente, nadie diría que Balmain fue el centro industrial de la ciudad. Las industrias pesadas con el objetivo de la construcción de barcos, la línea de ferrocarriles y equipos de minería se encuentran en este suburbio, hasta mediados del siglo XX. En ese momento, un gran número de trabajadores en las industrias pesadas necesitaba un alojamiento asequible. Y así Balmain creció en base a pequeñas y modestas casas construidas con el propósito de ser arrendadas a los trabajadores de esas industrias.

Fachada de una casa en Balmain, Sydney, Australia


Pero poco a poco, intelectuales, profesores y artistas estaban descubriendo la zona Balmain y elegirlo como refugio permanente. Una zona preciosa y tranquila, con encanto, para recordar un pequeño y elegante pueblo, rural, pero lo suficientemente cerca del centro de Sydney. El lugar ideal para una próxima vida relajado de las instalaciones de una gran ciudad. Y así las casitas estaban siendo renovado con un gusto exquisito que, junto con su excelente ubicación geográfica - una buena parte de las viviendas cuenta con fabulosas vistas sobre Sydney, a través del río - de Balmain, actualmente uno de los lugares más caros en términos de bienes raíces. "Compramos esta casa por tuta-y-media cuando Balmain era una zona marginal. Hoy vale mucho, mucho dinero ", aseguró la pareja que me acogió en su casa.

Balmain utilizado como una base para explorar el barrio en sí, sino también la ciudad más agradable de Sydney. Se dice que Sydney tiene uno de los puertos más espectaculares de todo el mundo. Tengo muchas comparación, pero al menos puedo asegurar que el área que rodea al puerto es de hecho realmente agradable. Dedicado principalmente al bienestar de las personas. Parques verdes, zonas peatonales, amplias vistas del río, en el bullicio del puerto y el famoso puente eran las delicias de los turistas curiosos y lugareños en busca de una mejor forma física. Por supuesto, entre el puente y el punto de vista de la señora Macquaires, magnífica Ópera de Sydney, polémico edificio arquitecto danés Jorn Utzon, irónicamente, nunca visto en persona a su más famosa obra terminada, después de salir con disgusto, el proceso problemático construcción del edificio.

Detalle del edificio de la Ópera de Sydney, Australia


Estaba planeando el último día en suelo australiano cuando Mike, buena compañía y un gran conversador, tiro, "quiero ir a almorzar el barrio portugués?". "Vamos a hacerlo," estuve de acuerdo. Y luego siguió el coche durante una media hora, hasta que llegamos a una calle donde los signos de casas comerciales eran ininteligibles para Mike. "Restaurante El Pescador". "Hoy en día hay guiso de pescado". "Plato del día: pequeñas sardinas con tomate arroz". Un pequeño trozo de Sydney, donde casi todo estaba escrito en portugués. No podía controlar una sonrisa. "Te ves feliz", dijo Mike. "Claro, yo soy una calle portuguesa en las antípodas de mi país", replicó.

Fuimos a un restaurante cuyos clientes eran, evidentemente, todos los portugueses. Un bien preparados plegada, un café bien llevado y una tarta de crema pastelera aceptable sellan el paso por esa comunidad lusitana en el extranjero. Una gran manera de terminar otra fase de esta odisea, para recordar el bien que sabe el gusto esporádica de casa cuando viajando por todo el mundo.

lunes, 2 de marzo de 2015

Las huellas de los demonios de Tasmania en Port Arthur


 #demoniosdeTasmania #PortArthur #Australia #turismoenAustralia #turistasenAustralia

Siguiendo inesperadamente a Tasmania en busca del mismo nombre diablo pero diabólica, sólo encontrar rastros de tratamiento duro infligido a otras criaturas: los seres humanos llevados a la cárcel de Port Arthur.

Tratar de definir qué dirección tomar cuando entré en una agencia para mochileros en Adelaide. En el interior, apoyado en el mostrador, un canadiense que había conocido días antes de hacer preguntas sobre Tasmania. La palabra resonó en mis oídos. "¿Por qué no?", Pensé. Desde la Agencia de nada preguntar minutos más tarde y comprar en Internet un billete de avión a la isla del diablo. Menos de veinticuatro horas después de aterrizar en Hobart, capital de Tasmania.

Salamanca en día de mercado, Hobart

A pesar del clima frío y lluvioso, Hobart resultó ser una ciudad con encanto. El barrio residencial de Battery Point, con sus casas de un solo piso y cafés íntimos, dio un toque de elegancia a la ciudad. El área alrededor de la plaza de Salamanca, centro peatonal de la orilla del río, serenidad transmitida. Los edificios eran viejos, gruesos muros de piedra y fachadas bien conservadas, majestuosas. Y el centro de la ciudad, aunque el área comercial y de negocios, no sin un cierto encanto.

En el tercer día en la ciudad marcó el calendario sábado, el mercado semanal en la Plaza de Salamanca. La serenidad se había dado paso al bullicio en un lugar normalmente tranquilo. Turistas Convergentes y tasmânios buscan gangas o meriendas. Había muchas frutas y dulces regionales, ropa y telas, libros de segunda mano, madera y artículos de mil empresas de servicios públicos y - por supuesto - poco interesantes souvenirs. En el ámbito bancario calle recomendado por un transeúnte, se postró a los nuevos sabores que acrediten un manjar regional - una hamburguesa de pescado crujiente con salsa de mayonesa, champiñones, maíz y otros ingredientes. Una delicia, para demostrar lo que ya había visto en otros lugares: la cocina de Tasmania es muy atractiva.

Fue entonces el momento de salir y dirigirse Hobart a Port Arthur en busca de rastros de un pasado tortuoso. La región de Port Arthur fue originalmente habitada por personas Pyderrairme pero, a partir de 1833, se transformó en una prisión construida para albergar a los "peores delincuentes" del imperio. El tratamiento que recibieron fue de acuerdo con esta fama. Tortura, azotes, semanas de aislamiento en celdas cerradas y oscuras y la desnutrición era lo que podía contar que llegó allí. Muchos terminaron con discapacidades psicológicas profundas. Muchos otros simplemente sucumbieron. Después de todo, Port Arthur se considera el embrión de las cárceles australianas de hoy. Los principios de la división de los presos por categorías jerárquicas, la disciplina, la recompensa y el castigo, así como los primeros programas de educación vocacional y la formación profesional fueron probados en Port Arthur. Todo era parte de un sistema penitenciario deliberada y coherente, y muchos de estos principios son ahora pilares de los sistemas penitenciarios de hoy.

Un grupo de turistas recorre el antiguo complejo de la prisión de Port Arthur, Tasmania

Port Arthur dejó de recibir prisioneros en 1853 y se cerró definitivamente veinticuatro años más tarde. Hoy en día, las ruinas de los edificios en el complejo penitenciario - las celdas de la prisión a la iglesia, las habitaciones de los hospitales donde los prisioneros desarrollan una profesión - son la mayor atracción turística en Tasmania. Más de Cradle Mountain, donde los viajeros intrépidos llevan de excursión de varios días, lejos de todo, pero la naturaleza en estado casi puro. O el lago St. Clair, uno de los paisajes más bellos de la isla, situada en el Parque Natural del mismo nombre. O el Parque Nacional de Freycinet, famoso por atractivos Bahía de la copa, nombre debido a la geografía de la Bahía de contornos que con un poco de buena voluntad, se asemeja a una copa de vino. O a las colonias de pingüinos habitan en la región Bicheno. O el famoso demonio de Tasmania, animal raramente vista por los seres humanos fuera de los parques para la rehabilitación de heridos y huérfanos.