Entrada destacada

Guía turística en Kenia

Viajar por Kenia requiere de todas las cosas que uno normalmente lleva cuando parte de viaje . Sin embargo, hay consejos que siempre vien...

Mostrando entradas con la etiqueta mayas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mayas. Mostrar todas las entradas

sábado, 30 de julio de 2011

Península de Yucatán


En la década del 30, arqueólogos y exploradores comenzaron a surcar la península de Yucatán en busca de sus tesoros ocultos. Los jefes indios, inquietos y debilitados, decidieron abandonar el lugar con su cruz a cuestas, en busca de un sitio que hasta hoy día permanece bajo el más hermético de los secretos.

Unas cuantas horas de recorrido requiere esta incomparable experiencia. Infinidad de casas y edificios de piedra se alzan al cielo compitiendo en importancia; pero la "joyita" que se lleva los laureles es el denominado "castillo", que se cree era un templo astrológico.

Arquitectónicamente perfecto, los cálculos matemáticos de su construcción permitieron a los mayas elaborar complejos calendarios astrales que marcaban con una precisión indiscutible el paso del tiempo.

Orificios estratégicamente ubicados filtran los rayos solares, marcando en el interior de sus muros ciertas inscripciones que traducen información sobre las distintas épocas del año. La energía en su forma más pura se pasea por todos los rincones y se siente en la piel, colmando el alma de una tranquilidad suprema.

Por si fuera poco, una pequeña caleta ofrece el dulce y refrescante sosiego del mar. Ahora sí: siéntese, respire hondo y agradezca con el corazón el privilegio de sentirse por un instante en el centro del universo.

jueves, 28 de julio de 2011

Turismo en Tulum


Conteniendo apenas la emoción, partimos hacia el sur para concretar nuestro primer encuentro con el pasado: la legendaria Tulum.

Nos recorre un escalofrío cuando divisamos en lo alto de un gran barranco, las ruinas de lo que alguna vez fue una monumental ciudad.

Antes de la llegada del hombre blanco, Tulum fue templo y observatorio astral. Con sus ritos de protección y ciencia cobró merecida fama de metrópolis guerrera.

Según cuenta la leyenda, hace mucho tiempo bajó del cielo una cruz milagrosa, que alentaba a los indígenas mayas a seguir en su lucha de exterminio contra los invasores.

Estos mensajes bélicos eran interpretados por una sacerdotisa llamada María Ulcab, quien condenaba a muerte a los atrevidos extraños que osaban pisar el suelo sagrado

A la hora de mover el esqueleto, lo más in de la noche cancunense es Congo Bongo, que arrasa con todo y con todos hasta altas horas de la madrugada. Americanos, europeos y orientales, enloquecen sin ritmo con la salsa y el merengue. Con todo respeto... son motivo de una desopilante diversión.

jueves, 21 de julio de 2011

Conociendo a los Mayas


Hace muchos siglos, el encanto de este paisaje ciertamente atrajo a los mayas, propiciando el que dieran rienda suelta a su creatividad y forjaran una gloriosa civilización. Dejaron de lado la guerra y se dedicaron a la ciencia derramando, en todos los rincones posibles, su inestimable cultura.

Ya en el umbral del tercer milenio, el que fuera majestuoso imperio poblado por ciudades, templos y enigmáticos monumentos abre sus puertas al mundo entero, en medio de la alegría y la calidez que brinda el pueblo mexicano.

¡Adelante!, entonces. Pase e investigue el pasado multicolor que se esconde en esta región.

El primer contacto que se tiene al bajar del avión en Cancún es con el dulce calor caribeño... el segundo, con la genialidad de su gente. "¡Ándale ma-nito, échale mano a la maleta que este cuate se queda!", bromeaba un alborotado lugareño al salir del aeropuerto.

Al arribar al hotel Barceló Club Las Perlas una multitud, que cantaba frenéticamente a metros del cristalino mar, acrecentaba el deseo de ponerse un short y correr a estrenar las vacaciones con el primer chapuzón. Finalizado el check-in y después de las explicaciones de cómo funciona el sistema "todo incluido", nos guiaron por un laberinto de estilo mediterráneo hasta la habitación. Cuando el maletero abrió la puerta y corrió las cortinas del ventanal que da al balcón, el Caribe desplegó sin humildad lo mejor de sus colores.

Los días en Cancún transcurren agitadamente. Todo es posible en wonderland: buceo en Isla Mujeres, travesías en jet ski por los manglares, parasailing, excursiones de pesca, cabalgatas por la playa... y un sinfín de actividades más.

Un paseo por los grandes malls donde Karan, Gucci, Armani y todas las marcas imaginables tienen sus boutiques, permite combinar el shopping con una cena original en el legendario Hard Rock Café o el Rainforest, ambos en el malí Forum. Este último es un restaurante ambientado en plena jungla. Del techo cuelgan lianas, heléchos y enredaderas; la luz es tenue y se cena en medio de grandes peceras, escuchando sonidos de múltiples animales.

Mucho menos sofisticado pero más pintoresco es el centro de la ciudad. Allí infinidad de barcitos y pequeños restaurantes con precios muy accesibles hacen gala de la verdadera cocina mexicana. La muerte llega de la mano de los chiles en Nogada (con carne picada, crema agria y cacao) y por supuesto los clásicos tacos.